Actualidad iMove

Ventajas de la ecografía musculoesquelética para diagnosticar y tratar lesiones

 La ecografía musculoesquelética es una prueba de diagnóstico por imagen que se realiza en consulta. Utiliza ultrasonidos para crear imágenes instantáneas de órganos, de estructuras del interior del cuerpo, músculos, tendones o ligamentos, por citar algunos ejemplos. Se trata de una técnica cada vez más importante en la práctica clínica, que se utiliza “para el diagnóstico y tratamiento de las lesiones tendinosas, musculares y ligamentosas”, describe el doctor Jordi Marcos, especialista en medicina de la actividad física y del deporte, y ecografista musculoesquelético del equipo de iMove Sport.

Una de las ventajas que aporta la ecografía es que permite ver estructuras anatómicas en movimiento, “hecho que nos aporta una información fundamental para el diagnóstico y seguimiento de lesiones musculares o en los tendones”, remarca el doctor. Poder realizar este estudio dinámico en tiempo real hace que el diagnóstico y posterior tratamiento sea más preciso y eficaz.

Cómo se hace la ecografía musculoesquelética

Para someterse a una ecografía musculoesquelética el paciente no requiere ningún tipo de preparación previa. Solo conviene que se coloque en la posición que el doctor considere más adecuada para explorar la zona lesionada. Se aplica un gel conductor sobre el área afectada que permite una correcta adaptación del transductor de ultrasonidos. Este transductor envía ultrasonidos que «rebotan» en los diferentes órganos y tejidos, y devuelven unas nuevas ondas que se transforma en imágenes en tiempo real que el especialista observa en el monitor.

A diferencia de otras pruebas de imagen, como las radiografías o el TAC, la ecografía musculoesquelética no utiliza radiación, por lo que resulta inocua para el paciente y se puede usar de forma ilimitada y continua. 

La ecografía musculoesquelética para hacer seguimiento de lesiones

La ecografías musculoesqulética es una herramienta muy valiosa para controlar la evolución de lesiones, esto “le permite al paciente ver la imagen y entender mejor cómo va esa lesión”, expone el ecografista de iMove Traumatología. Este punto es especialmente importante, según el doctor Jordi Marcos, de cara a la psicología de los deportistas. “A menudo les resulta útil ver cómo está el músculo, ver si aquella cicatriz está bien curada o aún no, para entender que si se precipita puede correr un riesgo”, apunta.  

Disponer de un aparato de ecografía musculoesquelética en la consulta, como es el caso de iMove Traumatología, permite realizar una prueba diagnóstica en el mismo momento de la consulta, así se logra mayor eficacia y optimización del tiempo para el paciente.

Noticias relacionadas

Ver más noticias