Actualidad iMove

Tecnología MAKO: mayor precisión y mejores resultados en los implantes de prótesis de rodilla

La artrosis es una enfermedad degenerativa crónica que produce el desgaste del cartílago que cubre el hueso de las articulaciones. Aunque puede afectar a cualquier articulación del cuerpo, con mucha frecuencia aparece en la rodilla. Hoy en día, no existe una cura para frenar su avance, y” los tratamientos empleados se centran en reducir el dolor, la inflamación e intentar retardar el desgaste del cartílago», expone el doctor Joan Leal, miembro de la Unidad de Rodilla de iMove Traumatología y la Clínica Mi Tres Torres. Cuando las terapias farmacológicas, u otras alternativas como las osteotomías, no logran mejorar los síntomas de la artrosis de rodilla, es necesario recurrir a la cirugía para implantar una prótesis de rodilla. Existen distintos tipos de técnicas quirúrgicas para ello, siendo la cirugía de reemplazo asistida por la tecnología robótica MAKO una de las que ofrece mayor precisión y mejores resultados.

La artrosis, una enfermedad con alta prevalencia

La artrosis es una de las enfermedades con mayor prevalencia entre la población española, el 50% de los mayores de 65 años la sufre, según cifras de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). A su vez, el último estudio de prevalencia de enfermedades reumáticas realizado por la Sociedad Española de Reumatología (SER), indica que el 13% de la población adulta en España presenta artrosis sintomática de rodilla.

Se trata de una afección que puede ser progresiva, es decir, que con el tiempo empeora. A medida que avanza provoca más dolor articular, mayor rigidez en las articulaciones, y una disminución progresiva de la movilidad hasta incapacitar a las personas que la padecen.

MAKO incrementa el grado de satisfacción de los pacientes

Se recurre a la cirugía cuando el resto de los tratamientos no logran controlar el dolor o el paciente se encuentra invalidado por la enfermedad. El sistema de cirugía asistida por brazo robótico MAKO es un equipo de alta precisión para realizar operaciones de prótesis de rodilla. Mi Tres Torres e iMove Traumatología son el primer centro de Cataluña, y el segundo en España, en incorporar esta tecnología para tratar la artrosis de rodilla en grados avanzados.

“Hasta ahora, este tipo de operaciones las realizábamos con una precisión limitada” , afirma el doctor Joan Leal, que también es vicepresidente de la Sociedad Española de la Rodilla (SEROD). Y prosigue: “MAKO supone un antes y un después. Nos permite realizar una planificación preoperatoria obteniendo una imagen previa en tres dimensiones a través de una prueba TAC. Mediante la sincronización del TAC con la valoración del cirujano intraoperatoria podemos, junto con el brazo robótico MAKO, lograr una precisión milimétrica, siendo el cirujano siempre el responsable de la toma de decisiones”. 

Disponer de la tecnología MAKO permite mejorar aún más los resultados de las intervenciones e incrementar el grado de satisfacción de los pacientes. Y lo hace, según indica el especialista, en diversos aspectos: “Es más precisa, es más segura y los períodos de rehabilitación después de someterse a la cirugía se acortan”.

Reafirma esta opinión un estudio elaborado por el University College London Hospital. La principal conclusión que se desprende es que la prótesis total de rodilla asistida por el brazo robótico MAKO causa menor dolor, favorece una recuperación más rápida y reduce el tiempo de postoperatorio comparado con la prótesis total de rodilla convencional. La publicación también apunta que los pacientes requirieron menos analgésicos, sufrieron menor sangrado postoperatorio, acortaron el tiempo hasta conseguir levantar la pierna, y recibieron el alta médica antes.

Solicitar más información

Noticias relacionadas

Ver más noticias