Blog iMove

La ecografía musculoesquelética agiliza el diagnóstico de las lesiones

La ecografía, una técnica no invasiva permite evaluar las lesiones con mayor agilidad y de manera más precisas.  

La ecografía musculoesquelética juega un papel sumamente importante en el diagnóstico y posterior tratamiento de las lesiones tendinosas, musculares y ligamentosas. Es una técnica de imagen que utiliza los ultrasonidos, por lo que no genera radiación, no invasiva, y que permite evaluar en tiempo real las estructuras. 

“La ecografía musculoesquelética es una técnica que cada vez emplean más médicos del deporte, traumatólogos y fisioterapeutas. Los aparatos de ecografía han mejorado mucho en los últimos años, la calidad de la imagen y los patrones de los tejidos son mucho más claros y evidentes, y eso facilita mucho nuestra tarea tanto en el momento del diagnóstico como a la hora de aplicar algunas terapias,” indica el doctor Jordi Marcos, especialista en medicina de la actividad física y del deporte, y ecografista musculoesquelético del equipo de iMove Traumatología

La ecografía musculoesquelética permite un diagnóstico más ágil y preciso

Una de las grandes ventajas de esta técnica de diagnóstico por imagen es que contribuye a agilizar el diagnóstico de lesiones en ligamentos, tendones o músculos. En ese sentido, el doctor Jordi Marcos expone a modo de ejemplo el empleo de la ecografía musculoesquelética para la valoración de las lesiones tendinosas: “La anatomía del tendón la podemos valorar ecográficamente de manera muy clara mediante la ecografía. Nos permite observar diferentes tipos de lesiones, desde lesiones degenerativas hasta lesiones inflamatorias, o roturas parciales o totales de estructuras tendinosas”. 

La información que obtiene el especialista es mucho más exacta que mediante la exploración física. Además, si es necesario, la ecografía musculoesquelética se puede complementar con otros estudios de imagen, como la resonancia magnética, aunque, según el doctor, “normalmente, mediante la ecografía ya podemos tener una idea muy clara de la lesión”.

La ecografía también permite precisar mucho en el grado de la lesión, y no solo en el tipo de lesión. “Esto es clave a la hora de planificar el tratamiento y la recuperación, o la vuelta a la normalidad, es muy útil y nos podemos evitar otras pruebas que requieren de más tiempo para la obtención de resultados, como puede ser la resonancia”, remarca el especialista de iMove Traumatología. El paciente sale de la consulta con un diagnóstico mucho más claro y riguroso de la lesión, el grado, así como el periodo de recuperación.

Noticias relacionadas

Ver más noticias