Blog iMove

Consejos para un verano saludable

Vacaciones de verano por la mayoría es igual relax, desconexión de la rutina diaria, disfrutar del buen tiempo… pero para muchos también equivale a tapas, barbacoas, cervezas, helados, vermuts antes de la comida…

Mireia Porta, nuestra especialista en nutrición y tecnóloga alimentaria con más de dos décadas de experiencia, le da 3 consejos sobre cómo encontrar el equilibrio durante estas semanas del año.

  • Uno de los consejos básicos, la importancia de hidratarse. Se recomienda beber de 1,5 a 2 litros de agua al día. En adultos sanos, basta con beber cuando se tiene sed, pero en niños y de edad avanzada cuando se padecen algunas patologías, cuando se practica ejercicio físico o cuando las temperaturas ambientales son altas, es necesario prestar especial atención. El agua siempre es la mejor opción entre las bebidas. Los alimentos también son buena fuente de agua, especialmente frutas y verduras crudas.
  • Cuidar de los excesos. La alimentación en verano suele ser más desordenada y se consume más alcohol, más azúcares y más fritos, pero es importante buscar el equilibrio entre disfrutar y no dejar de lado una alimentación saludable. Escoge alimentos ligeros, recetas sencillas y sin complicaciones, y de vez en cuando, date algún capricho en forma de postre, sartén o barbacoa, pero siempre sin abusar de ellos.
  • Comer en menor cantidad y más veces. En verano cuando hace calor, el estómago tarda más en digerir los alimentos. Por eso se recomienda comer menos cantidad, espaciar más las comidas y hacer más al día, para repartir bien la ingesta de nutrientes.
  • Aprovecha los alimentos de temporada: las frutas y verduras durante el verano suelen ser más sabrosas y también más económicas, se trata de alimentos idóneos para refrescarnos que ayudan a hidratarnos, nos aportan vitaminas y minerales, y también nutrientes como fibra y antioxidantes.

Noticias relacionadas

Ver más noticias